1886 Motorkutsche

 

 

 

 1 cilindro
Diámetro por Carrera: 70 mm, 120 mm
Cilindrada: 462 cm³
Potencia máx a 700 rpm:
0.8 kW (1.1 hp)
Velocidad máx: 16 km/h
 

El 8 de marzo de 1886 Gottlieb Daimler encargó un Carruaje americano al fabricante Wilhelm Wimpff & Sohn en Stuttgart. Lo recibió en agosto pagando por el un precio de 795 Marcos alemanes. El fabricante garantizaba generosamente por dos años los ejes, muelles y ruedas de su carruaje. 

Parecía concebido como un regalo por el inminente cumpleaños de la esposa de Daimler, Berta. El carro fue llevado a la fábrica de Esslingen donde, bajo la atenta supervisión de Daimler, se convertiría en un automóvil. Lo Primero fue desmontar la vara – un acto de histórica significancia. Los pasajeros de la segunda fila de asientos  tenian el correspondiente espacio para los pies debido a lo compacto motor de combustión rápida de Daimler, el cual desarrollaba una potencia de 1,1 CV a 650 Rpm. La unidad funcionaba eficientemente, por lo que  fue apodada con orgullo por la compañía como “el reloj del abuelo” por su semejanza con esta majestuosa pieza de precisión.

La combustión en el único cilindro era encomendada a una bujía, un sistema protegido por la Patente Alemana 28022 de 16 de diciembre de 1883. El pistón comprimía la mezcla hasta que la chispa la inflamaba en el momento justo. Se  desarrolló un nuevo tipo de pistón que evitaba que, en caso de fallo en la combustión, se desplazase violentamente hacia arriba. Esta fue una previsión por la que estarían eternamente agradecidos los encargados de arrancar el motor ya que un fallo en la combustión, con el comentado “pistonazo”, podría provocar la rotura del brazo del esforzado propietario del vehículo.

El “reloj del abuelo” estaba alimentado por el carburador de Willhelm Maybach que aseguraba que el aire fuese mezclado de forma continua con una determinada cantidad de combustible por lo que la composición de  mezcla resultante era constante. Un radiador cercano al asiento trasero mantenía el motor en una temperatura e funcionamiento estable. Un eje pivotante de dirección accionado por una mecanismo dentado aseguraba que las ruedas delanteras del “carro motorizado” apuntasen en la dirección correcta. 

El conductor disponía de dos velocidades mediante un sistema de poleas de diferentes tamaños que transmitían la fuerza del motor a las  ruedas traseras por medio de cadenas a ambos lados del vehículo. El cambio de marcha se hacía de forma manual y debía ser realizado con el coche parado. Con este sistema se podía alcanzar una velocidad de unos 20Km/h. 

La primera excursión realizada por el creativo equipo formado por Gotlieb Daimler y Wilhelm Maybach en abril de 1887 fue recibida por los ciudadanos de Esslingen con una mezcla de emociones. La opinión popular mantenía que era una maquina diabólica y el desconcierto general reinaba en todo lo referente a este nuevo invento.

 

1886 Motorkutsche

     

    

Clika en las fotos para agrandarlas

 

Primero Anterior Índice Siguiente Último

This site was last updated 01/09/08